Seikilos Sitio

La Crecida

Contra lo que puede sugerir el título y la foto, esta vez se trata de una pequeñísima pieza para piano. Hace tiempo que no estoy componiendo, en el sentido formal: cuando me siento al piano, sólo improviso para el olvido, nunca tomo nota de lo que sale. Un día, anoté en un pentagrama algunas notas. Otro, lo envié por correo electrónico a un amigo que hace mucho tiempo no veo. Aún otro día, Diego Batuecas tocó en su piano el tema y me envió el registro de vuelta. Hoy lo dejo aquí.