Seikilos Sitio

Hablan tres

El personaje [de caricatura Ernie Pike] está inspirado en un corresponsal norteamericano llamado Ernie Pyle, seguramente el más grandioso de los periodistas que vivieron la Segunda Guerra Mundial. Se caracterizó porque en lugar de cronicar las grandes batallas, narraba pequeñas historias secundarias, chiquitas, tremendamente humanas. A ese tipo siempre le rechazaban los trabajos en Time y en Life. Su vida era una tragedia y finalmente lo mató un francotirador en Iwojima, en 1944.

(Héctor Germán Oesterheld, Revista “Siete Días”, 29 de Septiembre de 1974)

El sargento Bill Mauldin nos parece aquí el mejor caricaturista que la guerra ha producido. Y eso no es simplemente porque sus caricaturas sean graciosas, sino porque también son terriblemente sombrías y reales.

Las caricaturas de Mauldin no tratan de la vida en el campo de entrenamiento, cosa a la que ustedes están acostumbrados ahí en casa. Tratan de los hombres en el frente: ese pequeñísimo porcentaje de nuestro vasto ejército que está allá, en ese otro mundo donde la gente se muere. Sus caricaturas tratan de la guerra.
El personaje principal de las caricaturas de Mauldin es un soldado, que no se afeita, no se baña, no sonríe. Parece más un pordiosero que un hijo de ustedes. En efecto, es exactamente igual a un recluta que ha estado en el frente por dos meses. Y no es justamente lindo.

Las caricaturas de Mauldin son, de alguna forma, amargas. Su obra es tan madura que lo he descripto como un hombre que se acerca a los cuarenta. Sin embargo tiene sólo veintidós años, y parece incluso más joven. A él mismo nunca le hubiera crecido la pesada barba negra de su personaje, el soldado. Tiene pocos bigotes, y suaves; su nariz está bellamente respingada, y sus ojos titilan.

Su madurez viene simplemente de un entendimiento innato de las cosas, y del hecho de haber sido soldado él mismo por un largo tiempo. Ha estado en el Ejército por tres años y medio.

(Ernie Pyle, “Bill Mauldin, caricaturista”, 15 de Enero de 1944)

image

“Me siento un fugitivo de la ley de probabilidades”

image
“Príncipe y Mendigo”

image
“Necesito un par de voluntarios que no me deban dinero para una pequeña rutina de patrulla”

(Bill Mauldin, “Stars and Stripes”, 1944)