Seikilos Sitio

Jekyll and Hyde, o Radiohead Roscharch

Jekyll and Hyde, o Radiohead Roscharch

Al hablar sobre las versiones fílmicas de “Jekyll and Hyde”, Borges una vez dijo que el libro era tan famoso que arruinaba toda la trama a los lectores modernos:

“En el libro, la identidad de Jekyll y de Hyde es una sorpresa: el autor la reserva para el final del noveno capítulo. El relato alegórico finge ser un cuento policial; no hay lector que adivine que Hyde y Jekyll son la misma persona; el propio título nos hace postular que son dos.”

Pero ahora que todos sabemos la historia de “Jekyll and Hyde”, incluso aquellos que no han leído el libro, es difícil hacer que el cuento de Stevenson sea un cuento policial, porque todos conocemos el final de antemano. Borges denunció que cada film que fue basado en ese libro cometió el mismo error: usar al mismo actor para ambos papeles. El dijo que, para lograr hacer una buena película inspirada en el libro de Stevenson, se debería evitar el título original, renombrar a los personajes y utilizar distintos actores para el papel de Hyde y de Jekyll: ésa sería la única manera de llegar al mismo efecto. Creo que “Fight Club” (“El Club de la Pelea”) podría ser un ejemplo moderno de lo que Borges pretendía que se haga con “Jekyll and Hyde”.
La idea de que ya no somos inocentes respecto una obra fue retomada por una maestra de quinto grado, esta vez acerca de (nuevamente) Radiohead. La reseña del experimento, bajo el título de “Radiohead Rorschach”, comienza así:

Ya no es posible tener una opinión original sobre Radiohead. (…) Los medios masivos nos han bombardeado con crítica sobre Radiohead, dejándonos incapaces de producir una opinión propia que no sea inducida. Cuando se escucha a Radiohead, ya no se escucha en verdad a Radiohead: se escucha la opinión que tiene todo el mundo acerca de Radiohead. Es imposible separar lo que se escucha de lo que se ha leído. Lo que sabemos nos traiciona, y ya sabemos demasiado.

El experimento consistió en ponerles a unos niños canciones de Radiohead, y hacerlos dibujar sobre lo que escucharon. Los resultados de este experimento son altamente interesantes, mayormente porque entiendo que la música y la entonación de Yorke fueron más importantes para los dibujos que las mismas letras de esas canciones.

image
Thom Yorke, solo en un gran piano frente a una multitud.